La Vega, RD

 

Una tercera ola del coronavirus Covid 19, en la primavera del año 2021, ha provocado el incremento de la trasmisión, y sus consecuencias humanas y hospitalarias, en la República Dominicana.

 

 

Necesitamos un estado rico, ordenado y prudente que vele por la protección de la salud de los(a) Dominicanos(a).  

 

 

El estado nace 5,000 años atrás y es una organización política que posee una población, un territorio y un gobierno. El estado moderno nace a partir del siglo 17 para sustituir el sistema político llamado feudalismo.

 

 

Un importante país, de los llamados desarrollados, inició la creación de su estado moderno en el siglo 18 y es horroroso e inaceptable que, solo en los primeros años, cortaron la cabeza a más de 5,000 personas, pasaron a cuchillos a mas de 1,400 presidiarios, asesinaron con picos y palas a más de 140 sacerdotes, ahogaron a cientos de personas, asesinaron a mujeres cortando sus partes intimas y extrayendo sus intestinos para exhibirlos como si fueran prendas y la violencia no se detuvo ahí.  Lo anterior sin contabilizar los, mas de, 45 millones de Aborígenes de América y los, más de, 25 millones de Africanos que, junto a sus vecinos continentales, asesinaron de manera salvaje durante los siglos 17 y 18, es decir, estos Aborígenes y Africanos eran capturados, en cuyo viaje moría más del 15% de ellos, eran marcados con un hierro caliente en la cara, en las extremidades, en el pecho o en la espalda, eran corregidos colgándolos de ambos brazos, eran azotados con látigos y aceite caliente en las heridas y lo anterior sin mencionar otros creativos y salvajes métodos para las correcciones como el del barril con estacas lanzado a través de una pendiente,  eran encadenados, eran colocados en cepos, eran violados, especialmente los(a) niños(a) y las mujeres, eran separados de sus familias y, naturalmente, eran obligados a trabajar, también, de manera salvaje e inhumana.

 

 

Otro importante país, de los llamados desarrollados también, creó su estado moderno en el siglo 18 asesinando de manera salvaje, junto a sus vecinos continentales, a, más de, 45 millones de Aborígenes de América y a, más de, 25 millones de Africanos. Asesinaron de manera salvaje durante los siglos 17 y 18 a Aborígenes y a Africanos que eran capturados, en cuyo viaje moría más del 15% de ellos, eran marcados con un hierro caliente en la cara, en las extremidades, en el pecho o en la espalda, eran corregidos colgándolos de ambos brazos, azotándolos con látigos y lanzando aceite caliente en las heridas y lo anterior sin mencionar otros creativos y salvajes métodos para las correcciones como el del barril con estacas lanzado a través de una pendiente, eran encadenados, eran colocados en cepos, eran violados, especialmente los(a) niños(a) y las mujeres, eran separados de sus familias y, naturalmente, eran obligados a trabajar, también, de manera salvaje e inhumana.

 

 

Así como estos dos países, de los llamados desarrollados, crearon sus estados modernos de manera similar los crearon también la mayoría de sus vecinos, es decir, de manera muy muy violenta.

 

 

Conocemos que en la República Dominicana no existió el feudalismo, que no existió la esclavitud, después del asesinato de los aborígenes, que éramos una colonia y que por estas razones, y otras, no pudimos crear un estado moderno, como lo hicieron la mayoría de los países desarrollados, en los siglos 17, 18 y 19.  En la República Dominicana pudimos crear nuestro estado moderno en pleno siglo 20 y la violencia que generó la creación de nuestro estado moderno, en pleno siglo 20, es simplemente incomparable, por ser significativamente menor, pero mucho menor, a la violencia generada por otros países cuando crearon sus estados modernos y, entonces, no comprendemos la razón, o las razones, por las cuales somos tan severos cuando juzgamos nuestra historia reciente hasta el extremo de auto dañarnos y auto acusarnos en los escenarios internacionales y, hasta, permitir, y apoyar, que extranjeros nos acusen a través diferentes medios escritos y digitales aun cuando somos uno de los países que menos violencia generó, realizando una comparación, cuando creó su estado moderno. Por todo lo anterior, y por otras razones, nuestro estado se ha reducido y se ha debilitado hasta el punto de no poder proteger, apropiadamente, la salud de sus ciudadanos y un ejemplo fresco, de muchos, es la reciente firma de un contrato, muy injusto, para recibir vacunas que serán utilizadas para inmunizar contra el coronavirus Covid 19 a los adolescentes Dominicanos.

 

 

Preguntar a tus padres, tutores(a) y profesores(a) si ellos(a) conocen que la mayoría de los países, de los llamados desarrollados, crearon sus estados modernos generando bastante, demasiada, violencia si la comparamos con la violencia generada por nosotros, desafortunadamente, cuando creamos nuestro estado moderno.

 

 

anuncioPARRAMON MOZART070121circular mozart