La Vega, RD

 

 

El pasado Lunes 25 de Marzo del 2024 se aprobó, en el consejo de seguridad de la organización internacional más importante, la primera resolución de alto al fuego para una de las tantas guerras que se están desarrollando en el planeta Tierra.

 

 

En los últimos años, y en este año 2024, escuchamos a muchos adultos jóvenes y a muchos adultos mayores comunicar que debemos luchar para vivir en paz. En varios artículos periodísticos, en este medio de comunicación, hemos escrito, cito, “La lógica es una ciencia formal que estudia los principios de la demostración y de la inferencia valida y también estudia las falacias, las paradojas y la noción de verdad. La falacia es un argumento que parece valido, pero que no lo es, utilizado de manera intencional o por ignorancia para persuadir o manipular a los demás. Las falacias utilizadas de manera intencional suelen ser persuasivas y sutiles y es necesario prestar bastante atención para detectarlas”.

 

 

A propósito de la causa, y del desencadenante, de la primera guerra mundial del siglo 20, y de la posición de los jóvenes, nosotros opinamos lo siguiente. La causa surgió cuando, en las primeras décadas del siglo 20, tres países, a través de un robusto desarrollo industrial, desplazaban a un importante imperio colonial o potencia capitalista y ese desplazamiento provocó un ambiente geopolítico muy tenso de tal manera que, hasta, un acontecimiento relativamente pequeño podía encender las maquinarias de la guerra. El desencadenante surgió cuando un príncipe heredero, y su esposa, fueron asesinados cuando visitó, como demostración de dominio, una región recién anexionada a su imperio y esa visita la observaron, los que se oponían a esa anexión, como una afrenta. Muchos jóvenes estaban de acuerdo con la guerra y, como un solo ejemplo, las amigas, y novias, despedían a los soldados con algarabía, entre risas, canciones y flores como si se tratara de un viaje a una excursión para una merienda, comunicando que regresarían para las Navidades de ese año y todos recordamos que la mayoría nunca regresó.

 

 

A propósito de la causa, y del desencadenante, de la segunda guerra mundial del siglo 20, y de la posición de los jóvenes, nosotros opinamos lo siguiente. La causa surgió cuando se desarrollaron enfrentamientos entre ideologías con sistemas políticos y económicos opuestos, cuando las modificaciones fronterizas, realizadas en la primera guerra mundial, incrementaron las diferencias étnicas presentes desde siglos atrás y cuando dos potencias vencedoras, en la primera guerra mundial, decidieron permitir que resurgiera el poderío bélico de uno de los vencidos, en la primera guerra mundial, con el único objetivo de que ese país, anticomunista, operara como una barrera frente a una potencia que ocupa parte de Europa y parte de Asia. El desencadenante surgió cuando un país invadió otro país. Muchos jóvenes estaban de acuerdo con la guerra mientras que otros eran indiferentes.

 

 

En el diccionario, de una conocida academia, leemos que luchar es pelear o contender. En el mismo diccionario, de la misma conocida academia, leemos que causa es lo que se considera como el origen de una circunstancia o de un fenómeno o de un hecho mientras que desencadenante es la causa inmediata, el origen inmediato, de una circunstancia o de un fenómeno o de un hecho.

 

 

Un conocido filósofo Alemán comunicó, cito, “La historia se repite dos veces, es decir, primero como tragedia y después como farsa”.

 

 

Te sugerimos leer o releer, junto a tus padres, abuelos(a), tutores(a) o profesores(a), sobre la Primera Guerra mundial, sobre la Segunda Guerra mundial y, bajo la luz de esas lecturas, analizar las guerras del presente.

 

 

CARANDACHE footer