La Vega, RD

 

 

El 18 de Marzo del 1861 es proclamada la anexión de la República Dominicana a España, es decir, como una provincia de España. Muchos Dominicanos(a) comunican que el general Pedro Santana, primer presidente constitucional de la República Dominicana, es un villano. Observamos con agrado que, a través de otros medios de comunicación, están escribiendo a propósito de la vieja discusión sobre héroes o villanos Dominicanos en los siglos 19 y 20.

 

 

Si partimos de que un héroe o una heroína es un hombre o una mujer cuyas hazañas beneficiaron y benefician a la mayoría, y no a una minoría, entonces ciertamente debemos realizar una revisión y una corrección de nuestro portafolio de héroes, heroínas, villanos y villanas.

 

 

Es importante, agregar a la discusión, la cuestión de los intereses, es decir, un hombre puede ser un héroe para algunos intereses y un villano para otros intereses y viceversa, es decir, con el ánimo de calificar, de manera objetiva, a nuestros(a) héroes, heroínas, villanos y villanas debemos realizar un ejercicio de abstracción considerando, de manera exclusiva, las hazañas que beneficiaron o benefician a la mayoría y no a una minoría. Recordamos que Guarocuya o Enriquillo era un héroe para los aborígenes y un villano para los Españoles y podemos realizar hoy esas ponderaciones sobre Guarocuya o Enriquillo porque han pasado 489 años y ya existen pocos intereses alrededor de Guarocuya o Enriquillo, sin embargo, comprendemos que aún no es posible, en nuestro país, intentar realizar ponderaciones objetivas a propósito de algunos Dominicanos y de algunas Dominicanas que vivieron en los siglos 19 y 20 ya que aún existen muchos intereses alrededor de ellos y de ellas.

 

 

En la matanza de Zaragua asesinaron a los padres del cacique Guarocuya o Enriquillo y a muchos aborígenes, más tarde encomendaron al cacique, y a los aborígenes de su cacicazgo, a un Español, luego ese Español encomendó al cacique a su hijo, como una herencia, y el hijo de ese Español intentó violar, o violó, a la compañera del cacique, es decir, a Mencía y recordamos que Mencía era la nieta del cacique Kaonabo o Caonabo y de la cacica Anacaona y, también, recordamos que la cacica Anacaona fue ahorcada por Nicolas de Ovando a quien nuestro país, en el presente, le concede el honor de que una importante avenida de nuestro país lleve su nombre. Después de las vejaciones mencionadas, entonces, el cacique Guarocuya o Enriquillo acudió a la justicia y la justicia se parcializó a favor de los Españoles. El cacique se alzó con, más o menos, 400 aborígenes.

 

 

Te sugerimos leer o releer, junto a tus padres, abuelos(a), tutores(a) o profesores(a), la novela histórica Enriquillo escrita por Manuel de Jesús Galván

 

 

Anuncio al final del articulo de AJEDREZ